Skip to content

Una lástima

by en 4 diciembre, 2013

Era una buena, muy buena idea, sin duda… Habilitar un espacio para todas aquellas cuestiones que surgen en clase y quedan sin respuesta o sin resolver satisfactoriamente, como tantas y tantas veces ocurre en nuestra asignatura. Conseguiríamos de esta manera que todos pudiéramos recordar con facilidad  lo que nos queda por hacer, lo que no se ha concluido, lo que queda abierto, pendiente… y, es cierto, como pensó la compañera autora de la propuesta, ayudaría en la preparación de las clases y por supuesto también de los exámenes.

Sí, desde luego, era una muy buena idea y mejor propuesta. Y como era una y otra cosa, se llevó a cabo. Apareció ese espacio destinado a esas cuestiones, dudas, problemas, pegas, incertidumbres…

Pero mira por donde… cualquiera podría pensar que en esta asignatura tan … tan… tan… (complétese con lo que se quiera, pero probablemente con nada bueno) todo se va resolviendo satisfactoriamente; nuestro trabajo va siendo perfecto, brillante; somos unos hachasmáquinascrack o diegocostas porque … NO HAY CABOS SUELTOS!!!!!

En más de un mes que lleva este espacio creado, solo una entrada, un pequeño recordatorio, unas cuantas cuestiones peliagudas que siguen por ahí revoloteando… Da, entonces, la impresión que todo, todo, todo ha sido debida y completamente estudiado, respondido, resuelto … Perplejo, absolutamente perplejo (una buena cara filosófica ésta de la perplejidad, ¿verdad?), como de pvc,  se queda quien escribe esto: ¿en una clase de filosofía con uno de gafasybarbas de por medio, ¿todo queda perfectamente respondido y resuelto?… Vamos, andayá … como para creérselo!!

En fin, que era una buena muy buena idea… Y SIGUE SIENDO UNA MUY BUENA IDEA… que de momento, ustedes están desperdiciando. UNA PENA. Pero ustedes mismos verán… y sabrán (más les vale, desde luego)

Para que vean lo que se están perdiendo… ahí va esto, que les sonará… claro, si es que tienen ojos en la cara y están atentos a lo que hay y ocurre a su alrededor…

¿no lo habrán pasado por alto, verdad?

¿no lo habrán pasado por alto, verdad?

(gracias, Rocío, por la foto … buenos esos chismes que lleváis y que además según dicen también sirven para hablar)

¿Se habrán dado cuenta de lo abierto, lo sucintamente ambiguo pero a la vez poderosamente filosófico  que es el mensaje, verdad?

Anuncios
One Comment
  1. Sr Gintonic permalink

    Contundente es sin embargo, y que haya pasado desapercibida es increíblemente increíble, pero en fin…
    Después de darle unas cuantas vueltas y revueltas a la frase, creo que es una buena descripción de lo que ha pasado en el mundo, de lo que pasa en el mundo. Y digo esto, porque se ve claro que la idea de la violencia es innata en las personas, puesto que el ser humano como un animal más que es, necesita marcar su territorio y defenderlo, bien de otros animales o bien de otras personas. Pero es el caso de cuando la violencia es usada por personas contra otras personas el que ahora mismo nos interesa, pues creo que la frase esa esta incompleta,le falta un trozo. La frase completa sería esta: ” La violencia pertenece a los débiles, pero la manejan los poderes fácticos” Y es a partir de aquí de donde debemos de empezar a conocer el por qué de los estamentos sociales, hoy conocidos con el eufemismo de clases sociales,( como si ése nombre fuera menos humillante). Porque los que mandan de verdad son los que les dicen a las masas que controlan que están en guerra con ” x” y así las personas, la plebe, como dirían los romanos, se mata sin saber por qué, sólo porque se lo ha dicho el que les gobierna. Pero bueno, tampoco extrememos tanto la situación que no es cuestión.
    El control de la violencia por parte de los poderes fácticos lo hemos observado muchísimas veces estos últimos años aquí en España, efectivamente, me estoy refiriendo a las huelgas. Aunque las huelgas sean un derecho universal y legítimo de las personas, los que mandan, pero mandar de verdad, han sabido sacarle provecho. Y esto que digo tampoco es tan disparatado, sólo basta con observar lo que pasa ahora. Hoy en día, las manifestaciones, las huelgas apenas si tienen peso en la sociedad, porque mayormente los poderes fácticos han conseguido que sean una simple forma de desahogarse para volver al día siguiente al puesto de trabajo sin rechistar por las condiciones de trabajo, y todo por lo que protestó ayer se lo lleva el viento, porque no se dijo de verdad. Y todo esto, porque se nos ha echo creer, y vaya que si lo han conseguido, que vivíamos por encima de nuestras posibilidades. Han de saber los que dicen eso, que eso funciona contra los tontos, pero los demás, los que tenemos un poco de cultura solamente, lo llamamos: vivir de acuerdo a la calidad de vida de la unión europea. Otra cosa distinta es que nos quieran echar a los cuidadanos la culpa de la super-hiper-inflación que se produjo al cambiar de pesetas a euros ( al lado de esto, el Crack de la bolsa de Nueva York en el 29 es un chiste). Y nosotros, los ciudadanos como buenos cristianos hemos asumido toda la culpa como buenos cristianos, y nadie dice ni pío.
    Ahora, las manifestaciones carecen de sentido, pues no sirven para nada, porque no se hacen de verdad ( otra cosa más que tenemos que aprender de Francia) al igual que las huelgas. Pues la violencia que se pueda desatar en una manifestación, ya no es que no les moleste a los poderes fácticos, sino que ni siquiera les molestan a los políticos, porque saben que ellos no corren peligro alguno. Por esto pienso que ya es hora de olvidarnos de la violencia y buscar otras vías, y aprovechar lo bueno del S XXI, es decir, la facilidad de comunicarse con los demás, el escribir libros que no van a ser censurados, salir en programas de debate político, crear un partido político,… Sí, evidentemente, me estoy refiriendo al poder de la palabra, algo que Gorgias me enseñó cuando cursé 2º de bachillerato.

    El poder de la palabra es inmensamente descomunal, si se sabe usar correctamente.(( Nota al margen: hay quien dice que los políticos y los sofistas tienen algo que ver, de ahí que se necesite a un doctorado en ciencias políticas por la complutense de Madrid, para enterarse de la mitad de lo que dicen)).
    Es tanto el poder que tiene la palabra, que ha pasado desapercibido. Pero es ahora cuando de la mano de los filósofos, debemos de utilizarlo por completo para terminar con esta situación exclavista en la que los trabajadores se alegran por un sueldo de 800 euros. Así, con opiniones fundadas, contundentes y ordenadas son con las que hay que luchar. Hay que saber hacer argumentos sólidos y verdaderos para que éstos no puedan ser malentendidos por la gente, y ni puedan ser desprestigiados por los políticos. Y es aquí cuando, después de que los ideales sólidos, convincentes y VERDADEROS hayan calado en la gente, la palabra del pueblo se materializa en un partido político, liderado por filósofos, por el pueblo y para el pueblo. Y es de esta forma como pienso que hay que eliminar la violencia y utilizar la palabra, para vencer esta situación.

    Y eso, que la frase está incompleta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

FILrioSOFÍA

RUTA POR LA MALDITA FILOSOFÍA

A %d blogueros les gusta esto: